Teatro del Oprimido

Durante nuestro primer mes en Colombia, nos quedamos en Bogotá y allí nuestro amigo Santiago González, nos invitó al segundo Festival de Teatro de los oprimid@s.



La Cooperación Otra Escuela, que organizó este evento, trabaja desde el 2014 para la transformación positiva de los conflictos, a través del juego y del arte desarrollando talleres sobre el tema de la Educación para la Paz. La metodología utilizada por esta asociación se inspira del teatro del oprimido y de las técnicas sistematizadas por Augusto Boal a partir de los años 70. Este brasileño logró crear una de las técnicas mas poderosas para utilizar el arte, mas específicamente el teatro, como herramienta de transformación social y política. Nacida en América Latina, fue después importada en Europa y en el mundo entero y goza de un enorme éxito en la actualidad.


El festival organizado por la Corporación Otra Escuela, se desarrolló durante la semana del 7 al 12 de septiembre. Durante estos dias, pudimos participar a un taller y asistir a varias piezas de teatro foro.



Durante el festival, aprendí algunas de las cuerdas del Teatro del Oprimido participando a un taller, pero fué mucho mas impactante poder experimentar personalmente el poder de estas técnicas durante las piezas del teatro-foro.


Todavia me queda en la memoria la primera pieza que vimos y la reacción que suscitó en el público. La pieza trataba de un tema desafortunadamente banal en Colombia: el desplazamiento forzado. La historia cuenta la llegada de una madre y su hijo a un pueblo, desplazados a causa del asesinato del padre y del hermano mayor. Cuando la familia trata de instalarse y de encontrar un medio de subsistencia, los habitantes del pueblo vienen para sacarlos, con el pretexto que son una amenaza para su seguridad. El estigma los condena a un nuevo exilio. Ni la madre ni el hijo encuentran una manera de hacerse aceptar, ni encuentran apoyo de ninguna clase por parte de las instituciones públicas. La pieza se acaba en un conflicto estéril y sin solución.


Cuando la pieza concluyó, el animador vino sobre la escena para motivar al público a reaccionar sobre la escena en la cual el acababa de participar. La primera persona que tomó la palabra fue una mujer víctima de desplazamiento por razones similares a las expuestas en la pieza y que trabaja actualmente en una asociación de defensa de los derechos de las mujeres, contra la violación y el desplazamiento forzado. Ella comienza a hablar, pero su voz se quiebra y no puede retener las lágrimas. En ese momento me doy en cuenta del poder de la pieza. No lo habia percibido hasta ahora, al no estar directamente implicada en esas problemáticas. Pero cuando ella comienza a hablar, entiendo que ella se identifica con los personajes de esta pieza.


De pronto, esto, que no era mas que una puesta en escena, un juego de actor, se vuelve realidad y puedo realmente ponerme en el lugar del "oprimido". En este momento , el animador– Kuringa – pide a esta señora subir a la escena y tratar de transformar esta situación. Y ella lo intenta. Poco importa si su intervención sirve para modificar radicalmente la salida al conflicto. Lo que importa, una vez que el juego comienza, es que estoy inmersa. Mi cerebro da vueltas a toda velocidad para tratar de encontrar una estrategia, que permita a esta madre y a su hijo, tomar el destino entre sus manos.



Y pienso entonces a todo lo que podriamos hacer con esta herramienta en La Florida. No se trataria solamente de llevar eventos culturales y artísticos a la región, sino permitir que a través de estos eventos culturales y artísticos - en este caso especifico, el teatro - se pueda expresar la riqueza cultural y las problemáticas sociales de esta región. Esto no solamente con el fin de celebrar o de disfrutar, sino de ir mas alla de esas opresiones que tantas veces son obstáculos para que las dinámicas sociales puedan desarrollarse sanamente, para que las "víctimas" de una opresión tengan herramientas para reaccionar a la agresión y para que surjan a partir de un simple acto cultural nuevas perspectivas de futuro y de acción.


Artículos nuevos
Publicaciones recientes
Síguenos !
  • Facebook Basic Square
  • Twitter Basic Square
  • Icône sociale YouTube
Archivos

Oficina y sede oficial

Rue Benjamin-Franklin 2

1201 Ginebra

Suiza

T: +41 (0) 22 732 66 56

T: +41 (0) 76 520 92 19

  • Twitter Clean
  • YouTube Clean
  • facebook
Webmail 

 La Asociación Saberes Compartidos es una organización sin ánimo

de lucro

 

Lectures Partagées 2013

 

All rights reserved 

This site was designed with the
.com
website builder. Create your website today.
Start Now